"Que sea eterna mi causa y lo será mi canto. Daniel Favero, poeta desaparecido"

"El mar se abre" escribía el poeta chileno Raúl Zurita y así y todo "un solo asesinado es más vasto que el mar de Chile". Sabemos que desde entonces el amor se nos cortó en la boca como el tajeado precipicio de las aguas. No obstante, abramos el poema y abramos el archivo y veremos en él no sólo las marcas y los sellos de una época en la que abundan “paraguas con sombras y mañanas con miedo que hacen temblar hasta la última hoja” (Daniel Favero, Los últimos poemas, 1992), sino también, revueltos y flotando, fragmentos hexagonales colmados de amor, de mares y de dulzura. Así, como quien encuentra un caracol en la orilla de Miramar y lo coloca en la oreja mientras rompe la barrera del sonido y del tiempo con los pies en el agua, escuchamos adentro de ese portafolio azul versos liberados, sueltos, que salen del mar y entran al mar como si fuera el sitio donde la escritura y los papeles resisten porque, allí dentro, aún leemos: “Aquí tejo mis sueños de arena, /entre los arrecifes y el cielo// ¡Iremos juntos!/ aunque nos lleve el mar/ a los puertos sangrientos” En la distancia del tiempo ustedes podrán ver ahora “gaviotas que se van”, no de a una, sino de a muchas. Es otra vez marzo y el barco de acuarelas que el poeta nos ha dejado está todavía en reparación.

Acérquense: en el Archivo Daniel Favero revolotean miles y miles de abejas. Ya las sentirán allí posadas sobre sus apuntes de apicultura, pero también sobre una idea dulce de comunidad que sus escritos componen y sobre los sueños de arena que lo siguen esperando de regreso al campo. Gracias a esta necesaria persistencia seguimos encontrándonos y reconociéndonos. “-Amor, ¿cómo es tu rostro?” pregunta en un rincón de la colmena Dane, mientras que en la otra costa del portafolio azul dos rostros con terror asoman pintados detrás de una cajita de seis alfajores Havanna.

Agradecemos especialmente a María Eugenia Rasic por ser la autora del texto inaugural.

Los invitamos a visitar la muestra "Que sea eterna mi causa y lo será mi canto. Daniel Favero, poeta desaparecido", de lunes a viernes de 8 a 18,30 hs. Hasta el 13 de abril.

Panel de la muestra "Que sea eterna mi causa y lo será mi canto. Daniel Favero, poeta desaparecido" con textos y dibujos
Fecha: 
Viernes, Marzo 23, 2018 - 11:04

Redimensionar texto

-A +A
Mapa de la Bibliteca Pública de la UNLP

Plaza Rocha 137

La Plata, Buenos Aires

(054)221 423 6600

Atención: Lun a Vier de 8 a 19hs

Tel: 0221 - 4236607

Tel/Fax: 0221 - 4236607